LAS VERTIENTES DEL ALMA

Los pilares que sustentan la verdad, la bondad y la belleza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dra. Victoria Lucía Aristizábal

 

 

La salud psíquica, la salud espiritual y la salud física son las afinaciones constantes que el hombre solo puede lograr a traves

de tres vertientes: La Sabiduría, La Sensibilidad y La Serenidad. Ya no tenemos una energía en bruto sino una energía

potencializable que nos encamina en pro de cualquier forma de desarrollo personal- Estos caminos nos allanan la sublime

tarea de conducirla hacia la evolución personal, hacia la formación de un yo lo bastante poderoso para "estar en este mundo

sin ser el mundo", un yo que sepa disfrutar nuestra propia magnificencia, un yo que pueda asombrarse con la magnificencia

del mundo físico sin permitir que sus muchas ilusiones le agoten el alma.

Sabiduría, Sensibilidad y Serenidad son los caminos del amor y es el amor quién busca estos caminos, para lograr la misión

mas grande que tenemos como seres humanos que es aprender a amar incondicionalmente. Un amor que nos ayude a sanarnos

y a sanar a otros. Estas vertientes son guías indiscutibles que cada uno de acuerdo a su avance espiritual podrá colocar en

su propia medida, calzarlas para que comodamente sigan caminando por la única ruta que es actuar correctamente con las

directrices espirituales del corazón. Todos hemos tenido experiencias que nos "han partido el corazón", pero estos caminos

nos posibilitan redescubrirnos y amarnos a nosotros mismos y es este amor la clave para encontrar la felicidad. Son estos

caminos los que nos llevan hacia la concienca espiritual pasando por el corazón y el medio mas amoroso de conocer lo Divino

porque el amor a través de la Sabiduría, la Sensibilidad y la Serenidad, es poder divino